Seleccionar página

1. Avance tecnológico

Mantenerse alineado al avance tecnológico está siendo un desafío para los empleados y empleadores, por el alto nivel de sofisticación digital en ámbitos del trabajo.

2. El cambio continuo del significado del trabajo

Hoy el trabajo ya no es ir al centro laboral por al menos 8 horas, se está volviendo común que las personas realicen tareas de su “vida personal” en horas laborales.

3. La capacitación constante y a la medida

Acompañada del desarrollo de carrera, las empresas deben ayudar a sus empleados a avanzar en el crecimiento profesional de su talento.

4. Diversidad e inclusión ocuparán un lugar central

Tener diversas perspectivas es un ingrediente clave en la innovación y puede ayudar a impulsar una mejor toma de decisiones de negocios.

5. Focalización de la contratación en el potencial del talento

Los empleadores deberán pensar de manera diferente acerca de lo que hace a un candidato de calidad, centrándose más en los atributos “imprescindibles” que en los “deseables”.

6. Employer Branding

Los candidatos evalúan diferentes oportunidades laborales, razón por la que resulta cada vez más importante que las empresas transmitan de manera precisa un ambiente de trabajo atractivo, retador, y otros puntos positivos que los empleadores destacan de su lugar de trabajo.

7. Nueva medición del desempeño

De impacto directo en procesos de promoción, que en lugar de centrarse en procesos opacos, se orientaren a reconocer con base en el análisis de datos.

8. La inteligencia artificial (IA) tenderá a convertirse en una categoría de empleo

La IA está creciendo dentro del entorno laboral, donde la tecnología lejos de reemplazar a los seres humanos, está ayudándolos a ser más productivos y a obtener resultados de mayor valor en sus tareas.