Seleccionar página

La pandemia de la COVID-19 nos dio, a la brava, la oportunidad de poder hacer un buen autoanálisis de dónde estamos parados a nivel individual (personal) y profesional frente a nuestras relaciones, nuestra situación económica, nuestra espiritualidad, nuestro cuerpo, nuestra capacidad de resiliencia, flexibilidad e innovación, entre otros muchos aspectos.

Si aún no han hecho estos múltiples análisis, les puedo decir que ya van tarde y que les queda muy poco tiempo para reinventarse.

Como lo digo frecuentemente en mis conferencias y talleres, e inclusive en algunos artículos aquí en El Semanario, no esperes lo que no será. Hay muchos comentarios en redes, libros y videos en los que siempre se dice que hay que preocuparnos y ocuparnos por lo que esta en nuestras manos y sólo en ello. En lo que somos accountable.

Esperar que el gobierno, alguna otra instancia externa, o inclusive dios, haga algo por ti sin tú estar trabajando en ello, es prácticamente imposible que sucederá. Así que manos a la obra sobre lo que tú tienes control.

Imagen: Pittsburgh Post Gazette.
Imagen: Pittsburgh Post Gazette.

Como seguramente lo hiciste, tú te anticipaste a las medidas que el gobierno federal te dijo que hicieras semanas después de cuando debería haberlo hecho, ya que tú sí entendiste las lecciones de China, Corea del sur, Italia o España, y que siguen tan vigentes como hace casi tres meses, ante la realidad del incremento en las personas contagiadas de coronavirus y los muertos que de ella han surgido y seguirán surgiendo. Así que, sigue, en la medida de tus posibilidades, quedándote en tu casa, manteniendo la sana distancia, usando cubrebocas, lavándote varias veces al día las manos, usando gel antibacterial, tomándote la temperatura diariamente, cuidando cualquier síntoma de los que ya sabes que pueden ser COVID-19, sanitizar los paquetes que recibas del súper o de cualquiera de los courriers, y también tomar las medidas necesarias cuando recibas comida que has pedido a domicilio. 

Dicho lo anterior, en términos de cuidados mínimos relacionados con nuestra salud física, vamos hablando de otros cuidados y acciones que espero ya todos estén haciendo o ya hayan hecho en relación a su cuidado físico; espero que los miles de memes y chistes sobre el aumento de sobrepeso, no les apliquen y estén cuidando su alimentación, haciendo algo o mucho ejercicio, yoga, etc. Es un buen momento para hacer, desde casa, algún ejercicio que le traías ganas. Tengo amigos que nunca habían hecho yoga y están encantados. Yo me metí a clases de box, varios días a la semana, y ha sido muy buen ejercicio porque me ha ayudado a darme cuenta que necesito tener mucha más condición, flexibilidad y coordinación. Mis respetos a los boxeadores.

Obvio decir que en lo espiritual debemos estar súper claros y tranquilos. Meditar con guía hay muchas muy buenas opciones por internet, sin costo, o sin guía, pero hacerlo. Unos cuantos minutos al día en la paz de la madrugada o en la tarde o noche. Háganlo.

Imagen: Blogs IABD.
Imagen: Blogs IABD.

Me temo, y de esto ya se esta escribiendo mucho, que cuando regresemos a la nueva realidad o nueva normalidad, vamos a tener muchos casos de personas con altos grados de ansiedad, de estrés, de depresión y de unas cuantas más enfermedades de la cabeza. Cuídense. Recurran, si ya tienen algunos síntomas, a un especialista, nunca se automediquen y aquí no conviene preguntarle a quién más confianza le tengas. Ve con un doctor.

El tema de nuestras finanzas es muy importante. La crisis durará mucho tiempo y como han dicho los expertos, hay que estar “líquidos”, es decir, hay que tener dinero disponible para poderlo utilizar cuando se requiera en una emergencia. Seguro has tenido gastos nuevos especiales y coyunturales, y también has tenido grandes ahorros. Espero que tu balance sea muy positivo. Para mí ha sido una buenísima oportunidad para liquidar tarjetas, reducir adeudos de créditos, etc. Sigue cuidando tus finanzas personales y te insisto, prepárate para un período largo en esta condición donde habrá poco dinero circulando. Esto obviamente también aplica para tu empresa o negocio.

En algunos sectores la recuperación económica tardará años para estar donde estuvieron a finales del 2019. ¿Estás en uno de esos sectores?, ¿tu sector ha sido de los beneficiados con esta pandemia y lo seguirá estando? Planea con objetividad y no lo hagas sólo de sentimiento o con el corazón. Hay muchos elementos para poder entender qué sucederá en tu sector. ¿Tienes que cambiar de sector, de negocio?, ¿te puedes transformar?, ¿te puedes reinventar?, ¿puedes hacer algo de corto plazo para mejorar tu situación?

¿Cómo están tus relaciones personales y profesionales? Estoy seguro que muchas personas han mejorado y descubierto o redescubierto muchas de sus relaciones familiares, con amigos cercanos o amigos que no habías visto en mucho tiempo, y lamentablemente también habrás descubierto lo contrario, y pues tendrás, si aún no lo has hecho, que tomar las medidas que vengan al caso. Son días maravillosos para terminar con relaciones tóxicas y fortalecer las buenas relaciones, tanto en lo personal como en lo profesional.

Ilustración: Etcheberry Consultores.
Ilustración: Etcheberry Consultores.

Yo me he reencontrado con mis amigos de la prepa, a los cuáles conozco hace 43 años, con quienes ahora tenemos una sesión de zoom semanal de más de dos horas, en las que inclusive participan las esposas o parejas. Ha sido súper gratificante. Se ha convertido en un grupo de apoyo, de confidencias, de obtener información valiosa.

En lo profesional he fortalecido mis relaciones con mis clientes más cercanos, los cuáles no sólo no me cancelaron lo que teníamos planeado previo a la pandemia, sino que me han mantenido los contratos e inclusive hemos hecho más cosas juntos, y ya tenemos claro que, pase lo que pase, estamos en posibilidades de poder seguir trabajando así, a la distancia, por distintos medios electrónicos, o bien, nos reencontraremos para tener talleres o conferencias presenciales y hacer las sesiones de mentoring en vivo.

¿Has visto por terceros? Hay personas y empresas que se han portado increíblemente bien en esta etapa de la vida que nos ha tocado vivir. Gente que ha seguido pagado su salario a sus trabajadores del hogar, aunque no vayan a la misma, a su masajista, aunque no les den masajes, y así en múltiples casos. La solidaridad en este sentido ha sido maravillosa. Y de igual forma lo han hecho pequeños, medianos y grandes empresarios que han buscado mantener a sus empleados en las mejores condiciones posibles. Sí, en algunos casos reduciendo el salario, pero manteniéndoles el empleo.

Yo espero que ya hayas tomado muchas de las decisiones para estar preparado para lo que vendrá en el corto plazo que, en términos generales, no luce bien. Espero que te quede claro que tú y sólo tú eres accountable de tu futuro. Nadie podrá decir que la COVID-19 es la causa de tus éxitos o fracasos, es tu accionar frente a la COVID-19 la que determinará tu situación.

Fuente: https://elsemanario.com/opinion/mi-accountability-frente-a-la-covid-19-y-lo-que-viene-octavio-aguilar/

Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest

Comparte este artículo!