Nunca había sido tan difícil ser líder: Habilidades gerenciales para el 2023 (Parte II)
Octavio Aguilar
Octavio Aguilar - Accountability Hazlo Sencillo Libro
Octavio Aguilar - Hazlo Sencillo Blog

Solo aquellos que sepan liderar personas en el mundo de hoy lograrán lo que quieren alcanzar.

En mi entrega anterior me referí a 16 habilidades características o competencias que requieren las y los líderes en el mundo de hoy para dirigir a sus organizaciones.

Por ahí aparecen esos dichos en Facebook, Pinterest, Instagram y hasta LinkedIn que dicen que no se lidera gente, que se lideran proyectos, pues creo que la frase esta totalmente fuera de contexto en el mundo de hoy. Solo aquellos que sepan liderar personas en el mundo de hoy lograrán lo que quieren alcanzar.

A nivel de repaso o para recordar, señalo las 16 habilidades y/o características las que ya hice mención: pensamiento analítico, innovación, aprendizaje activo, resolución de problemas complejos, pensamiento crítico, creatividad, originalidad, iniciativa, ser mejor escucha, valentía, reconocimiento del error, no sobre analizar, prevenir el agotamiento laboral, influencia social, adaptabilidad, resiliencia, y buena gestión del tiempo.

Y ahora describo las otras características o habilidades requeridas para las y los líderes, según diversos estudios y encuestas a nivel internacional, de fuentes como el World Economic Forum, Manpower, McKinsey, entre otras.

Gestión de equipos. Ya lo decía en la introducción de esta colaboración. Los y las líderes de hoy y de mañana tendrán que ser muy buenos liderando personas, seres humanos y no solo colaboradores. Los líderes son responsables de la integración del equipo y de que todos se respeten entre ellos.

Delegación y empoderamiento. Ante las presiones de ser más eficientes y productivos, las y los líderes no van a tener tiempo para hacer muchas cosas que tradicionalmente hacían y por ello van a tener que ser mucho más ágiles en la toma de decisiones a la hora de delegar e inclusive de empoderar a sus equipos, esto genera inmensos retos y oportunidades, para los propios líderes y para los equipos a cargo.

No microgestión. Los norteamericanos o aún mejor dicho los americanos de los EUA tienen una buena expresión para este tema micro management, que se refiere a la obsesión de ciertos jefes, que no líderes, de meterse al detalle en el trabajo de sus colaboradores, como si no tuvieran suficiente trabajo, o la mejor no lo tienen y andan de metiches, por no decir jo… a sus subalternos. La microgestión es una gran enemiga de la efectividad.

Toma de decisiones. Las y los líderes en el mundo de hoy tendrán que ser mucho más valientes que antaño para tomar decisiones con “poca” información y de manera mas acelerada. Se te paga, entre otras cosas, para que tomes decisiones y hoy eso se va a exigir mucho. Los líderes que duden o no tomen decisiones serán sustituidos, por otros que sí las tomen.

Ejecución, hacer que las cosas sucedan. Con esta habilidad nos referimos a que si bien es fundamental planear, vamos a necesitar líderes que encuentren soluciones y no se ahoguen en una vaso de agua. Ejecutar, como colaborar, tal y como lo señale en mi artículo anterior, son dos habilidades muy altamente valoradas.

Accountability. A mi en lo personal, por razones obvias, que accountability este entre las características y habilidades más demandas, me parece muy lógico y necesario. Entendemos, de acuerdo con mi metodología hazlosencillo, accountability como la necesidad de asumir responsabilidad personal y activa por los resultados que tengo que lograr. Cuando se es accountable se deja de dar excusas y se dan resultados.

Confianza. Esta característica está relacionada con la habilidad de generar confianza de los otros hacia ti y la de construir confianza con tus colaboradores y con quienes interactúas, ya sean clientes internos o externos.

Conocer al equipo. Las y los líderes deben conocer MUY BIEN con quien trabajan y por ello deben desarrollar vínculos con ellos, más allá del trabajo. Las y los líderes beben buscar relacionarse con sus colaboradores y así, ellas y ellos estarán más comprometidos con sus líderes.

Soluciones fuera de la caja. Como nunca y pensando desde mi metodología hazlosencillo, hay que salirse de la caja constantemente y pensar de una manera radicalmente diferente a como siempre lo hemos hecho. Siempre tenemos que pensar que hay una mejor manera de hacer las cosas.

Cambio. Siempre nos han dicho que cambiar es difícil y yo creo, estoy convencido de ello, que no lo es tanto. Pues según los expertos, esta es una de las competencias que requieren las y los líderes de hoy y del futuro: Querer cambiar y promover el cambio en su entorno.

Trabajo híbrido. Llegó para quedarse y si bien en la pandemia se incrementó de forma dramática, ya desde hace años se veía implementando en muchos países y empresas. Hoy solo se oficializó y todos sabemos, que, en mayor o menor medida, llegó para quedarse. Hoy tenemos que saber como ser líderes dentro del mudo del trabajo híbrido.

Compromiso y retención. Los buenos líderes van a trabajar en el compromiso con su gente, si creen que son buenos, y entonces van a hacer todo lo que esta en sus manos para retenerla. El costo de que se te vaya alguien versus retener a alguien bueno es cinco a uno. No hay dudo que los buenos líderes tienen que trabajar en el compromiso y retención de su gente.

Distinguir al talento futuro y desarrollar personas. Íntimamente ligado al tema anterior es la identificación de quiénes te pueden sustituir y quiénes pueden sustituir a las personas más importantes en tu equipo y/o bien cómo apoyamos.

Nunca había sido tan difícil ser líder: Habilidades gerenciales para el 2023 (Parte II)

Inspiracional. Ser el motivador del equipo es una responsabilidad de los líderes y además hay que inspirar al equipo para que haga lo que esta haciendo con todo su entusiasmo. La o el líder tienen que saber contar la historia de éxito a su equipo, tienen que ser buenos storytellers. En este quehacer se considera que el o la líder debe saber transmitir a su equipo el propósito de para que existe ese equipo y para que están trabajando en lo que están trabajando.

Inclusión. Hoy se habla mucho de DEI (Diversidad, Equidad e Inclusión). Pues mucho de lo que hemos aprendido o puesto en práctica es solo el iceberg de lo que tenemos que hacer en estas materias. En el corto plazo, sino es que ya deberíamos estar trabajando con temas de multi diversidad, multi generaciones, y muchos otros multi. La verdad de las cosas que tenemos un inmenso atraso, en prácticamente todas las empresas, organizaciones y gobiernos del mundo en estas materias.

Uso, supervisión y control de la tecnología. No se podría entender el mundo de hoy y el del futuro sin la tecnología. Son los líderes efectivos los que sabrán guiar a sus equipos en el manejo de las tecnologías disponibles y como diseñar y programar el trabajo y los proyectos utilizando la misma.

Autogestión y autonomía. Las y los lideres en el mundo de hoy tienen que saberse autogestionar y saber usar su autonomía para tomar decisiones y ejecutar de la mejor manera posible, obviamente dentro de los parámetros permitidos en términos éticos, legales y en algunos casos corporativos.

Estabilidad y equilibrio emocional. Todos los días escuchamos de mas enfermedades mentales y del descontrol del estrés en el mundo del trabajo (ver el reporte de la OIT al respecto). Es una inmensa responsabilidad de quien ejerce el liderazgo el tener estabilidad y equilibrio emocional personal y propiciar el de su equipo.

Integridad, congruencia y ética. Un cambio radical en las consideraciones para hablar de un buen liderazgo y de un liderazgo incorrecto es saber si se está liderando con base en valores. La ética, la honestidad, la integridad y la congruencia suman una serie de requisitos mínimos para hablar del liderazgo del siglo XXI.

Agilidad. Ya hablaba en mi artículo pasado sobre la importancia de actuar rápido. Los expertos y quienes contestaron sus encuestas reiteran mucho el tema de la importancia de actuar de forma ágil.

Termino señalando que quien quiera o esté ejerciendo una función de liderazgo hoy en día tiene que entender la gran importancia del trabajo colaborativo y de que ella o él van a ganarse el respeto, la confianza y la credibilidad de su equipo al mostrar que tienen las habilidades técnicas y funcionales para hacer bien su trabajo.

Las y los líderes del siglo XXI tienen muchos retos frente a ellos y también tienen muchas oportunidades para ejercer un nuevo estilo de liderazgo para un nuevo entorno. Quien no entienda que el mundo del liderazgo ya cambió de forma de forma radical, le quedan pocos días de seguir siendo líder.

Compartir en: