Seleccionar página

Imagen: El Definido

¿Y tú qué estás haciendo por México?

por | 7 Dic 2021

La tentación de escribir sobre los tres desastrosos años del gobierno del presidente López Obrador y de la 4T es grande, pero no voy a caer en ella. La verdad de las cosas es que me dije a mí mismo ‒creo que es lo que tenemos que hacer todos los mexicanos medianamente pensantes‒ de no seguir cayendo en las provocaciones bravuconas del presidente. Dejar de engancharnos y no seguir su juego para que él de la nota y nosotros reaccionemos.

Me he propuesto firmemente que, de ahora en adelante, simplemente no hablaré de él, de lo que dice, que dice muchas mentiras, de lo que hace o no, que es mucho más lo que no hace que lo sí y mejor, mucho mejor, es hablar, escribir, de lo que podemos, de lo que debemos hacer todos los mexicanos por México.

¿Tú qué haces bien y qué puedes hacer tú por México? Como nunca se aplica aquella famosa frase del 35º presidente de los Estados Unidos de América, John Fitzgerald Kennedy “JFK”: ¡no preguntes qué puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú por país!

A México, a este México, le hacemos mucha falta los buenos mexicanos. Los mexicanos que trabajamos y trabajamos mucho, los que pagamos impuestos, los mexicanos que generamos directa o indirectamente empleos, que somos buenos ciudadanos, que no damos mordidas, que no somos corruptos… y yo sí puedo tirar ‒con tranquilidad‒ la piedra, sin ningún problema; es más, varias.

O. Tsay.

Imagen: Pinterest.

Los mexicanos que hablamos bien de México y eso obviamente no incluye el lamentable gobierno federal que tenemos; desafortunadamente también aplica para muchos, la mayoría de los gobiernos estatales, municipales y alcaldías, no tenemos que hablar de nuestros senadores o diputados, que no hacen nada bien su trabajo, pero ya están pensando en su próximo puesto, léase Claudia, Marcelo y Ricardo. ¿Y tú estás hablando bien de México?

Los mexicanos que podemos presumir que conocemos todos los estados de la República, no una, sino varias veces, que conocemos muchos de nuestros “Pueblos Mágicos” y muchos otros pueblos que lo son, sin título. Que hemos recorrido miles y miles de kilómetros de nuestro país. ¿Tú conoces México, conoces todo México? Esto es un elemento fundamental para ayudar a México. Es padrísimo viajar y viajar por el mundo, pero es importante empezar o también hacerlo por casa.

Que hemos comido toda la comida mexicana que hemos podido; degustar aquí y más allá de nuestras fronteras, no porque tengamos el Síndrome del Jamaicon Villegas cuando viajamos, sino porque nos gusta mucho y la queremos seguir comiendo y entonces podemos decir si ese restaurante en Vilna, Lituania, Barcelona, Buenos Aires, o “Carne” el FoodTruck de Londres en Inglaterra o en cualquiera de las ciudades de Estados Unidos, son buenos los restaurantes mexicanos. La verdad yo me he llevado muy gratas sorpresas y otras tantas desagradables, pero lo comido no me lo quita nadie.

Decía el buen Charles Chaplin que un día sin sonreír era un día perdido, pues yo digo que un día sin una buena tortilla de maíz es igualmente un día perdido. Por cierto, ayer comí con un gran amigo y entre él y yo nos echamos una docena de tortillas recién hechas.

Panfilia Iannarone.

Imagen: Katerina Andronchik / Getty Images.

Yo di clases en la Universidad Iberoamericana por más de 20 años de muy diversas materias y por diferentes razones lo dejé de hacer… Tengo que volver. Yo creo que todos los profesionales, todas las personas que alcanzan o tienen un cargo medio o alto en una organización pública o privada deberían dar clases. Sé que hay gente que no tiene facilidad o gusto para hacerlo. Pues que den conferencias, que platiquen de su experiencia, que les digan a los jóvenes que hoy están estudiando en secundaria, preparatoria o la universidad qué es lo que ellos hicieron para tener el puesto que hoy tienen. ¿Estas tú dando clases?, ¿das conferencias a jóvenes? Ésta es una buena, muy buena contribución al país.

Yo sé que a nadie nos gusta pagar impuestos y menos sabiendo cómo los van a utilizar o mal gastar los gobernantes en turno, pero es una manera en la que se puede o debe distribuir la riqueza y hacerlo nos da la posibilidad de opinar con elementos. ¿Estás pagando tus impuestos? Así se contribuye en la construcción de un mejor país y México tiene un muy grave problema en esta materia. Somos el país del mundo que por tamaño de economía y tamaño de población menos impuestos paga en el planeta, baste recordar que alrededor del 55% de la PEA mexicana esta en la informalidad. 

Tenemos que comprar local o regional. La mejor manera de ayudarnos económicamente es comprándonos entre nosotros. Desde hace algunos años se ha hablado mucho de este tema no sólo en México, sino en el mundo. Hay que desarrollar la economía local y regional. Tenemos que ayudarnos entre nosotros. ¿Tú estás comprando local?, ¿te están comprando tus parientes, tus vecinos, tus amigos? No tengo absolutamente nada en contra de las trasnacionales o las grandes empresas, al contrario. Pero creo que, en igualdad de circunstancias, siempre se debe preferir al local.

Decía al inicio de mi artículo que nos tenemos que preguntar qué podemos y debemos hacer nosotros por México y no al revés, y yo creo que lo primero es hacer bien nuestro trabajo, ser cumplidos en y con el mismo. Cumplir con nuestras obligaciones y compromisos. Servir de la mejor manera a nuestros clientes internos y externos.

Panfilia Iannarone.

Imagen: A Tiempo. TV

Hay que ser los mejores ciudadanos que podamos ser. Desde muy pequeñas cosas como no tirar basura en la calle, o bien, separar la basura en nuestras casas, no desperdiciar agua, y muchos etcéteras que todos conocemos y sabemos con claridad que las tenemos que hacer.

Entre todos nosotros es necesario construir día a día el México ganador que queremos que sea. El México que sí puede ser, el México que queremos no para nuestros nietos, no sólo para las futuras generaciones, el México que queremos para nosotros, el México que queremos a partir del 2024, cuando este negligente gobierno federal se vaya.

Por:
OCTAVIO AGUILAR
Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest

Comparte este artículo!