Seleccionar página

Imagen: RED/Acción.

Tendencias en esto de ser conferencista

por | 15 Oct 2021

Todos los años se lleva a cabo en alguna ciudad de los Estados Unidos de América el congreso más grande del mundo en materia de capacitación. Lo que se presenta en “ATD International Conference & EXPO” marca tendencia en lo que está pasando o pasará en los meses, inclusive años por venir en materia de formación.

El evento de este año, atendiendo a las circunstancias de la pandemia, se celebró en Salt Lake City, luego de un cambio de sede, ya que originalmente se llevaría a cabo en Los Ángeles, California, y tomando en cuenta que el evento del 2020 se tuvo que cancelar y que debió celebrarse en Denver, Colorado. El del 2022 ya esta confirmado del 15 al 18 de mayo en la ciudad de Orlando en Florida, donde ya se ha celebrado en alguna o algunas otras ocasiones, y se espera que sea “normal”. Es decir, totalmente presencial con alrededor de 10 mil asistentes. El de este año sólo asistimos alrededor de 3,000 personas.

¿Qué vi este año como tendencias en términos del quehacer los conferencistas? Aquí les cuento.

Sólo como antecedente, les platico que vi cerca de 50 conferencias en los cuatro días del congreso de ATD en SLC, ya que con la inscripción tenías derecho a asistir al Congreso de forma presencial y tener acceso a todas las conferencias de forma virtual. Yo fui a aprender, así que hice mi tarea y la hice bien.

Los conferencistas son ahora, más que nunca, actores, intérpretes de una historia. No sólo dan cursos o presentan un tema. Lo actúan, lo transmiten de forma mucho más dinámica, con mucho mejores recursos histriónicos. Se acabaron los conferencistas académicos, los conferencistas con perfil de típico profesor universitario.

O. Tsay.

Imagen: La Nación.

Y en esta lógica el conferencista tiene que pensar en su “personal branding”, en su imagen y todo lo que hay a su alrededor, desde su vestimenta, peinado, lentes (si los usa), hasta sus perfiles en redes sociales. ¿Qué trasmite? Debe tener una frase que acompañe su imagen, que la o lo identifique. Y en este sentido tiene que ser identificable como alguien que es muy bueno en uno o dos temas y no que es todólogo, aunque sepa de muchos temas y pueda dar conferencias o talleres en muchos de ellos.

Hoy esta comprobado que contar historias “Storytelling”, principalmente las propias, ayuda mucho en el aprendizaje de los asistentes a una conferencia o un taller, así que el storytelling es lo de hoy y creo que es una técnica o metodología que si bien se ha usado por años en mercadotecnia, llegó para quedarse en materia de capacitación. Una recomendación puntual es que las historias que se cuenten deben ir de lo malo a lo bueno.

Otra gran tendencia es saber que las plataformas tecnológicas llegaron también para quedarse y eso quiere decir que seguirá habiendo formación por Zoom, Meet, Teams, y agréguenle todos los etcéteras que quieran y además hay que pensar que mucha gente será entrenada desde su celular, así que la experiencia tiene que ser muy buena pensando en este hecho.

Y como la gente aprenderá desde sus teléfonos es muy importante pensar en micro entrenamiento, es decir, en cápsulas de no más de cinco minutos. Hay que recordar que los seres humanos, en general, hemos perdido de manera dramática, nuestra capacidad de atención. Se habla de 8 segundos. Si no trasmites algo poderoso en esos primeros segundos puede provocar que pierdas a tu audiencia parcial o completamente.

Me sorprendió muy gratamente ver que muchos conferencistas hicieron referencia a datos duros, a investigaciones, a presentar resultados de encuestas. Esto significa que su exposición tenía un sustento más allá de lo que el o la conferenciante decía.

Panfilia Iannarone.

En muchas de las conferencias se habló de metodologías de tres, cuatro o cinco pasos. De un diagrama que explica de forma sencilla y muy gráfica los pasos para hacer o ser tal o cual cosa, y en algunos casos se presentaban también las herramientas para amarrar esta metodología. Hay que simplificar el aprendizaje, no dar información de más y mejor, sino aclarar los pasos de forma muy práctica; volvemos al storytelling o a ejemplos en concreto.

Estamos en un mundo muy visual y nos hemos acostumbrado a tener mucho “ruido” a nuestro alrededor, por ello es muy importante que nuestro mensaje venga acompañado de buenas presentaciones, con buenos vídeos y buena música. Somos actores enseñando.

Recomiendo, para que tengan un ejemplo muy práctico de lo que les platico, que vean uno o varios de los videos en Youtube de Mel Robbins, quien tiene más de 22 millones de vistas. Para ser alguien que da cursos y no es cantante, la cifra sí sorprende y sorprende mucho.

La gente se aburre mucho de estar sentada frente a su computadora viendo a una o un instructor, así que él o ella deberán provocar, con cámara prendida o apagada, que los participantes de un taller, o asistentes a una conferencia, “hagan algo”. Los tiene que retar a que se paren, que hagan tal o cual actividad durante y después del evento. Hacer dinámicas o ejercicios más allá del papel o de la invitación a participar en el chat o en una encuesta.

Dos datos duros que son muy impresionantes: el 33% de la gente ve sus correos personales o entra a sus redes sociales personales entre las 11:00 p.m. y la 1:00 a.m., y el segundo dato es que el 87% de la población que tiene un celular, lo primero que hace en el día es precisamente ver su celular.

Panfilia Iannarone.

Mel Robbins (Foto: Medium).

Un tema que quizás moleste a algunos y de las cosas que más me gusta a mí, sólo por provocar, es que hay que presumir lo que se está haciendo o aquello que se ha hecho. Esto da mucha credibilidad de lo que quieres enseñar. Habla de ti, de tus logros y de lo que ha pasado con eso.

Hay que invitar a la gente a actuar, a hacer lo que le enseñaste, el famoso “call to action”.

Hay que citar a autores, series, libros, películas, podcasts. Cuenta lo que has leído, visto o escuchado y te ha parecido interesante y por qué.

En ventas, en muchos cursos, te enseñan a vender en un minuto, hay libros sobre el tema. Bueno, pues la noticia es que eso mismo ahora hay que hacerlo en 30 segundos. Saber identificar lo que es realmente valioso y sólo hablar de ello.

Termino con dos conceptos: hay que hacer que los asistentes a tus conferencias y/o talleres vivan una experiencia de aprendizaje única y debes saber identificar y provocar a tu audiencia para que desaprenda cosas que hoy no le aportan nada o poco.

Si bien estos consejos pueden estar dirigidos a mis colegas instructores o facilitadores, les quiero decir que les deben resultar útiles a todas las personas que tienen que transmitir un mensaje.

Por:
OCTAVIO AGUILAR
Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest

Comparte este artículo!