Seleccionar página

Imagen: Yo Influyo.

¿Es “Sí por México” la alternativa ciudadana que requiere nuestro país?

por | 23 Oct 2020

El pasado 20 de octubre se hizo el lanzamiento oficial de “Sí por México” y ahora la pregunta que surge: ¿es ésta una opción real ciudadana para involucrarse en política?

No es sorpresa para nadie decir que todos los partidos políticos mexicanos están muy desacreditados, y de igual forma lo están casi todos los políticos y creo que hay razones de sobra para poder afirmar lo anterior.

Algún día, siendo Secretario de Pesca, Pedro Ojeda Paullada, trabajé con él en la STPS, en la campaña de Miguel de la Madrid y luego en Pesca, le pregunté que cómo le había hecho para ser tan exitoso y haber ocupado puestos tan importantes en la administración pública y su respuesta fue “comiendo mucha mierda”. Cuando renuncié al puesto de Director de Personal de la Secretaría para irme a trabajar a Servicios Condumex, me agradeció los servicios y me hizo un comentario en nuestra corta pero profunda charla, “¿no te gustó la mierda verdad?”. Y le dije que efectivamente no me había gustado nada.

Y la historia viene al caso porque conozco a mucha gente –yo mismo– que estamos interesados en política, nos gusta y nos gustaría ser mucho más activos, pero el precio que hay que pagar –al menos ahora– es muy alto para muchos de nosotros.

La opción de “Sí por México” en este sentido resulta, al menos en el papel, muy atractiva. Los partidos políticos saben que tienen que sumar a la sociedad civil organizada o no a sus filas para lograr mejorar su imagen y otras cosas, y los ciudadanos que queremos un México MUCHO mejor para TODOS, sabemos que la única manera para lograr esto es desde las instituciones formalmente establecidas.

Imagen: Freepik.

Imagen: In Pin.

Yo estoy convencido que, desde las ONG, las OSC, las fundaciones, las IAP y demás, se pueden hacer grandes cambios en el país, pero eso no va a evitar muchas cosas que tienen que cambiar desde las entrañas del sistema político mexicano que es profundamente corporativo.

La propuesta de “Sí por México” me parece clara, positiva y muy propositiva, por ello dedico este artículo para presentarla y que cada uno de nosotros decida, en consciencia, hacer lo que mejor le convenga y tenga al menos elementos objetivos para opinar sobre ella.

A partir de ahora abro comillas y sólo transcribo lo que dice “Sí por México” en su página:


¿Qué quiere SÍ por México? Nuestra misión es romper los muros que separan a la ciudadanía de lo político para colocar en el centro de la discusión pública las grandes causas de la ciudadanía, lograr que los políticos trabajen para las causas de los ciudadanos:

1. Sí a una democracia plena;
2. Sí a la seguridad, acceso a la justicia y combate a la corrupción;
3. Sí a una nueva economía incluyente que disminuya la pobreza y la desigualdad;
4. Sí a la salud y educación universal con calidad;
5. Sí a la igualdad sustantiva y al combate a la violencia contra las mujeres;
6. Sí a un medio ambiente sano y sustentable.

¿Cómo vamos a lograr nuestro cometido?

1. Proponiendo una agenda progresista para ganar un futuro de justicia y prosperidad para todos.
2. Invitando a la ciudadanía y a las organizaciones sociales a enriquecer y asumir esa propuesta ciudadana.
3. Presentando esa oferta a los partidos políticos, los únicos órganos permitidos por la ley para postular candidatos, para que la adopten y la hagan propia.
4. Exigiendo a los partidos que abran espacios amplios en la contienda del 2021 a ciudadanas y ciudadanos independientes no partidistas y se comprometan con la democratización, transparencia y verdadera representación.
5. Promoviendo una participación ciudadana amplia, informada y proactiva a lo largo de todo el proceso electoral.
6. Abatiendo el abstencionismo el día de la elección.
7. Impulsando el voto a favor de los candidatos ciudadanos y de los partidos que asuman la oferta vanguardista.
8. Orientando el voto a favor de una mayoría ciudadana en la Cámara de Diputados con la finalidad de recuperar el equilibrio de poderes.
9. Defendiendo el voto libre, la autonomía, eficacia, transparencia e imparcialidad de las autoridades encargadas de organizar y calificar los comicios.
10. Logrando que cada ciudadano se convierta en un motor de movilización a través de la defensa de las ideas y propuestas de esta gran fuerza opositora democrática, libertaria y plural.

Imagen: StraTgia.

Imagen: Hanna Barczyk.

El ingreso medio mensual de las familias mexicanas es de $17,676.70 considerando las 2.38 percepciones de los 3.6 integrantes por familia y esto proviene en un 67.3% del ingreso que genera el trabajo, el 15.4% de transferencias (buena parte de remesas), el 11.4% por alquileres, y el 5.9% por renta de una propiedad.

En el primer decil, es decir, las personas con el ingreso más bajo en el país, reciben el equivalente a $101.00 diarios por hogar o $3,037.67 pesos mensuales. En proporción, quienes están en el primer decil, reciben un ingreso promedio 20 veces menor que quienes están en el décimo decil. El ingreso promedio de los hogares del décimo decil es de alrededor de $60,925.00 mensuales. La diferencia de ingreso entre el décimo y el noveno decil es de poco más de la mitad.

Para que una familia mexicana se encuentre en el promedio nacional de ingreso, tendría que estar en el octavo decil que tiene un ingreso de $19,628.00 mensuales.

Los hogares con el menor ingreso reciben apenas el 1.8% del ingreso corriente total, mientras que quienes se encuentran en el décimo decil reciben el 33.6% 

Entre los estados donde los ingresos medios de las familias son más altos están la Ciudad de México, Nuevo León, Baja California Sur, Querétaro y Jalisco. Los estados donde el ingreso mensual promedio por hogar es más bajo son: Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Zacatecas. La diferencia entre Chiapas y la Ciudad de México es de tres a uno.

Y en México hay desigualdad económica, pero también social, educativa, de género, legal, y el largo etcétera que conocemos.

Imagen: StraTgia.

Imagen: Hanna Barczyk.

¿Cómo piensan lograrlo? ¿Cuál es su agenda?

La ciudadanía está obligada a romper los muros que el gobierno y los partidos políticos han puesto porque somos quienes históricamente nos hemos quedado fuera de las decisiones públicas. Eso debe terminar ahora y para siempre.

Lo queremos hacer primero diciendo que SÍ: vamos a proponer una gran agenda nacional por el SÍ. Vamos a ponernos de acuerdo todos en lo que SÍ queremos para México. Ya basta de polarización, ya basta de debates estériles, basta de políticos peleándose con otros políticos. Cuando nos pongamos a trabajar juntos por el SÍ, todos los NO van a desaparecer.

Segundo, construyendo una nueva mayoría en torno al SÍ. Vamos a promover las propuestas del SÍ en cada rincón del país y vamos a sumar a todas las organizaciones y personas que SÍ estén dispuestas a trabajar por México donde todos tienen un lugar. Con ello, vamos a demostrarle al gobierno y a los partidos políticos que SÍ somos la diferencia entre ganar o perder unas elecciones. Que SÍ necesitan de nosotras y nosotros, ya que su deber es trabajar para los ciudadanos.

Tercero, vamos a abordar a los partidos políticos con nuestra propuesta. Vamos a exigirles que se comprometan con nuestra agenda de cara a las próximas elecciones y una vez que ganen quienes tengan que ganar, vamos a ser vigilantes de que SÍ cumplan con sus acuerdos. No vamos a esperar pasivos a que vengan a pedir nuestro voto, vamos a ser activos para que vengan a rendir cuentas y se ganen nuestro respaldo con un SÍ.

¿Por qué surge este colectivo?

Imagen: StraTgia.

Imagen: Metro Latam.

Todo inicia en el momento que asumimos que el cambio que queremos está en nuestras manos. Ya debimos haber aprendido la lección. No basta con la alternancia política. Lo vivimos ya con los últimos tres expresidentes y hoy estamos viendo la misma película. Han pasado dos años y lejos de unirnos en torno al mismo proyecto, la vieja política sigue atrapada hablando del pasado, hablando del no: de lo que no nos gusta, de lo que no queremos que se repita y de lo que no funciona. Esto tiene que cambiar de inmediato; los efectos económicos y sociales de la pandemia nos exigen unidad. Para salir adelante, tenemos que hacerlo unidos, poniendo lo mejor de cada uno de nosotros.

¿Está en contra de Morena?

No, estamos en contra del paternalismo político. Esta iniciativa exige y convoca a todos los partidos políticos. Estamos aquí para derribar los muros que dividen a la política de la ciudadanía. Estamos aquí para impulsar la unidad nacional en torno al SÍ.

¿Es un movimiento en contra del gobierno?

Somos un movimiento a favor de México. Es una iniciativa ciudadana que exige que los gobernantes a nivel federal, estatal y municipal, emanados de cualquier partido político trabajen para todos.


Cierro comillas y los invito a la reflexión pausada, a decidir de qué lado quieren estar en la historia del México que estamos viviendo, en la de ser observadores o ser activos partícipes de la transformación del México que SÍ podemos y debemos ser.

Por:
OCTAVIO AGUILAR
Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest

Comparte este artículo!