Seleccionar página
Ilustración: Pinterest.
Ilustración: Pinterest.

Mientras que la mayoría de las personas, organizaciones e inclusive países están pensando en el corto plazo, siguen pasando muchas cosas en México y en el mundo a las cuales no estamos poniendo la debida atención y que tendrán repercusiones en el mediano y largo plazo.

Por ejemplo, y aunque el proceso inicia formalmente en septiembre de este año, en México estamos a un año (domingo 6 de julio) de vivir el proceso electoral más grande de nuestra vida democrática, ya que estarán en juego 21,368 cargos de elección popular. Se estima que el padrón electoral será de más de 95 millones de personas contra los 89 millones del padrón del 2018 y se instalarán 166 mil casillas, que supera en nueve mil, al número de las instaladas en las elecciones del 2018, cuando se implementaron 157 mil.

Habrá la elección de 500 diputados federales, 300 por la vía uninominal o mayoría simple y 200 que serán electos por medio de listas por la vía plurinominal o de representación proporcional a través de las cinco circunscripciones electorales. Hemos oído por años que se eliminarían o al menos que se reducirían el número de diputados plurinominales, pero como a los partidos nos les interesa hacerlo, pues no ha pasado y ya no pasará en el 2021, porque ya venció el plazo para hacer modificaciones a las leyes federales electorales.

Por cierto, en esta elección, los 300 diputados y diputadas federales tendrán oportunidad de ser reelectos, cosa realmente inédita para la democracia mexicana por aquello de “sufragio efectivo, no reelección”. Por cierto, a los diputados se les venció el plazo para hacer la ley reglamentaria y tendrá que ser el Consejo Electoral del INE quien emita los lineamientos para las próximas elecciones.

Ilustración: Belén García Monroy.

También se renovarán 29 congresos locales, es decir, estos Estados elegirán a sus diputados el mismo día, por lo que habrá la elección de 1,063 diputados estatales.

15 gobernaturas estarán en disputa: Baja California, a pesar de la fraudulenta Ley Bonilla; Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, y Zacatecas.

Hay elecciones en más de 1,900 ayuntamientos en 30 estados y las 16 alcaldías de la Ciudad de México también estarán en las urnas.

En concreto, qué sucederá en cada Estado:

⋅ Baja California elige gobernador, 25 diputados al Congreso y 5 Ayuntamientos.
⋅ Baja california Sur elige gobernador, 21 miembros del Congreso y 5 Ayuntamientos.
⋅ Campeche elige gobernador, 35 diputados al Congreso y 13 Ayuntamientos.
⋅ Chihuahua elige gobernador, 33 diputados al Congreso y 67 Ayuntamientos.
⋅ Colima elige gobernador, 25 diputado al Congreso y 10 Ayuntamientos.
⋅ Guerrero elige gobernador, 40 diputados al Congreso y 80 Ayuntamientos.
⋅ Michoacán elige gobernador, 40 diputados al Congreso y 112 Ayuntamientos.
⋅ Nayarit elige gobernador, 30 diputados al Congreso y 20 Ayuntamientos.
⋅ Nuevo León elige gobernador, 42 diputados y 51 Ayuntamientos.
⋅ Querétaro elige gobernador, 25 diputados al Congreso y 18 Ayuntamientos.
⋅ San Luis Potosí elige gobernador, 27 diputados al Congreso y 58 ayuntamientos.
⋅ Sinaloa elige gobernador, 40 diputados al Congreso y 18 Ayuntamientos.
⋅ Sonora elige gobernador, 33 diputados y 72 Ayuntamientos.
⋅ Tlaxcala elige gobernador, 25 diputados y 60 Ayuntamientos.
⋅ Zacatecas elige gobernador, 30 diputados y 58 Ayuntamientos.
⋅ En Coahuila, Quintana Roo y Tamaulipas hay elecciones para sus respectivos Ayuntamientos.
⋅ En Aguascalientes, Durango e Hidalgo se renovarán los Congresos.
⋅ Mientras que, en la Ciudad de México, Chiapas, el Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán se elegirán Alcaldías y Congresos.

Ilustración: Abraham Solis.
Ilustración: Abraham Solis.

Pero quizás lo más importante de analizar y discutir es qué hay atrás de esta mega elección.

La Cámara de Diputados hoy está integrada con 254 diputados de Morena, el PAN tiene 78; el PRI 46, el PT, 40; Movimiento Ciudadano 27; el PES 26; el PVEM 13, el PRD 11 y hay cinco diputados sin partido.

¿Morena y sus partidos aliados conservarán la mayoría absoluta en el Congreso? ¿Es esto bueno para México? ¿Cuál ha sido la experiencia, esta vez, de tener a un presidente omnipotente con un Congreso servil?

Por muchos años, bajo la tutela del PRI, México vivió las muy lamentables consecuencias de tener un presidente que no tiene oposición en el Congreso y que en realidad no es otro poder, como lo dicta la Constitución, sino un espacio más a su mando.

Las elecciones intermedias tradicionalmente son un termómetro a la gestión presidencial y los ciudadanos de una u otra manera lo manifiestan en las urnas. En muchas ocasiones, en las elecciones intermedias, el partido del presidente en turno es castigado en estas elecciones y reduce su poder en el Congreso Federal. Esta elección es adicionalmente interesante porque como señalé líneas arriba, los 300 disputados de mayoría simple tendrán la oportunidad de ser reelectos.

Desde mi punto de vista, esta Legislatura ha sido realmente penosa y pasará a la historia por ello. Como en los peores años del presidencialismo absoluto y del cual nos decidimos en las elecciones del 2000, la Cámara ha estado al servicio del presidente, como en más de una ocasión lo ha manifestado un colaborador cercano y miembro del partido del presidente, Porfirio Muñoz Ledo.

Ilustración: Ibero9.09.
Ilustración: Ibero9.09.

Hay que reconocer el gran triunfo de Morena y en concreto del presidente en las pasadas elecciones, pero también hay que reconocer que, en estos 18 meses de su gestión, los atrasos y los descalabros son muchos y los aciertos muy pocos.

Obviamente, a nivel estatal y municipal también sería muy bueno para México que fueran electos candidatos de las diferentes fuerzas políticas que se presentarán a estas elecciones.

Hoy en día, hay muy poca certidumbre de lo que pasará en las elecciones del 2021. He visto encuestas que dicen que Morena podría mantener la mayoría con la suma de sus partidos aliados o bisagras, pero con una pérdida de diputaciones, y he visto encuestas que dicen que, si se hace una gran alianza de partidos de oposición, se le podría quitar la mayoría en el Congreso. De igual forma, esta alianza podría ganar prácticamente todas las gobernaturas y tendría una muy buena posición en cuanto a Congresos locales y Ayuntamientos. Confío, por el bien de México, en que los partidos de oposición logren esa gran alianza.

Y en su momento, los mexicanos tenemos la enorme oportunidad de, en estas próximas elecciones, acotar al presidente y a Morena, saliendo a votar de forma entusiasta y masivamente.

Comentarios de Facebook

Pin It on Pinterest

Comparte este artículo!