Seleccionar página
Cada empresa debe evaluar dónde obtendrá la mejora de rendimiento y centrarse en esa área.

1.- Todo comienza por observar

Lo primordial es practicar “el escuchar” dentro de la organización. Al hacerlo cuidadosamente los problemas y oportunidades de mejora saldrán.

2.- Generar ideas colectivas y firmes

Con apoyo de preguntas y respuestas para revelar qué acciones emprender para solucionarlo con el equipo de RH.

3.- Clasificar las oportunidades

Evaluar su impacto relativo y la facilidad de su implementación. Algunas resultan más complejas y no óptimas.

4.- Probar ideas

Las oportunidades principales deben ser prototípicas, probadas y mejoradas sobre una base iterativa continua.

5.- Potencializar el desempeño

Con la implementación de procesos tecnológicos. Si bien los primeros pasos pueden no ser fáciles, los resultados valen la pena.

Fuente: SHRM