Seleccionar página

En el ámbito de lo personal y también en el entorno laboral una gran tendencia, que, si bien viene avanzando desde hace algunos años, en los años por venir tendrá mucha más importancia es todo lo relacionado con el “bien vivir”, “bien estar”. Programas de Wellness en las empresas, instalaciones para que la gente haga deporte y no solo me refiero a gimnasios y/o haga actividades lúdicas, clases pagadas por las organizaciones de yoga, meditación y otras actividades, entrenadores personales, nutriólogos revisando lo que la gente come en los comedores o cafeterías institucionales, y dando servicio personalizado a los empleados, servicio de colación a media mañana y por la tarde. En fin, hay una inmensa gama de cosas que las empresas / organizaciones pueden hacer por sus colaboradores, lo que redundara en tener personas menos estresadas, mas tranquilas, mas contentas y en consecuencia mas productivas.

En el ámbito personal o familiar, todos debemos preocuparnos mucho mas por nuestra salud, por comer mejor y más saludable, por prevenir enfermedades, por, si es el caso, prepararnos para tener una muy buena vejez, considerando que viviremos fácilmente más de 80 años, así que, como es mi caso, me quedan mínimo 20 años y si tomo en cuenta mis antecedentes familiares, me quedan bastantes más.

Otra tendencia es entender que habrá muchos cambios demográficos de gran envergadura: El tema de las familias tradicionales, es decir un señor, una señora y uno o varios hijos, es ya solo un referente. Estamos viviendo todo un nuevo mundo en esta materia de integración familiar y creo que nos falta mucho por ver. Apenas hace algunos años veía como raro aquello de “tus hijos, los míos y los nuestros”, hoy es el pan nuestro de cada día. Esto implicará cambios notables en como vemos y conformamos familias y las repercusiones que esto traerá a los mercados laborales y la seguridad social por ello es digno de tomarse en cuenta y estar preparados desde ahora.

La seguridad social apenas reconoció que las parejas del mismo sexo pudieran ser incorporadas a sus servicios, en lo privado habrá que modificar y adecuar los beneficios y beneficiarios de los Seguros de gastos médicos mayores, donde las parejas tendrán hijos de los dos, de ambos y/o adoptados. Veremos a personas de 70 y 80 años trabajando porque lo quieren hacer y otros porque lo necesitan como consecuencia del crecimiento en la esperanza de vida, que en el caso mexicano ya supera, en promedio, los 75 años y que en algunos países europeos y Japón ya supera los 80. Es un hecho insólito en la historia de la humanidad el que haya seis generaciones conviviendo, entendido generación grupos de personas que se encuentran en rangos de edad de 20 años, es decir 0 a 20, 21 a 40 y así sucesivamente hasta las personas que tienen mas de 100 años, que cada día será mayor. Veremos a más mujeres incorporándose a funciones que tradicionalmente ocupamos los hombres en todos los niveles, las mujeres conformaran el motor de las economías de muchos países a mediados del siglo XXI, los jóvenes elevarán la edad promedio para casarse o estar juntos y en consecuencia para tener hijos, si los tienen, la edad promedio en Europa ya supera los 30 para las mujeres y los 35 para los hombres.

Otra gran tendencia es el trabajo colaborativo entre varias ciencias en un mismo proyecto. Todo mundo podía pensar como algo obvio la colaboración entre ingenieros civiles y arquitectos para hacer una casa o un edificio, entre médicos de distintas especialidades para atender a pacientes con enfermedades raras o complejas, en mi experiencia profesional el trabajo de los abogados laboristas con la gente de recursos humanos y los psicólogos; pero hoy ésto esta creciendo y exponenciandosé de manera insospechada. Es notable ver como en los últimos años, en casi todas las ramas científicas, los premios nobel se da a varios profesionales de distintas instituciones que están trabajando desde sus respectivos centros de investigación, en proyectos parecidos o inclusive en los mismos, pero más allá de ello, se están atacando de forma colaborativa proyectos de gran trascendencia para la humanidad con personas de múltiples especialidades y profesiones, leía que en el tema del proyecto europeo de hacer habitable marte, había personas de más de 30 especialidades, desde ingenieros aeronáuticos hasta psicólogos y sociólogos.

Recientemente vi una exposición sobre cuántica y lo que se esta haciendo al respecto y hay investigadores de todas las ramas de las ciencias duras que se pueden pensar, hasta artistas, como músicos y escultores.

¿Y ustedes, en sus mercados, en sus sectores, en sus empresas, en sus organizaciones siguen trabajando con las mismas personas y/o mismas especialidades o ya incorporaron nuevas?

Es obvio que el internet esta teniendo un brutal efecto en nuestras vidas y aun así, claramente esta subutilizado, lo que viene en su utilización es casi de ciencia ficción, lo que se denomina internet de las cosas “IofT”, como se describe en inglés, tiene un potencial muy, muy interesante en muchos negocios y quehaceres humanos.

En el mundo de los negocios hablar inglés dejará de ser un “plus” y será un “must”, quien no hable inglés verá truncada su carrera profesional, ya que no tendrá acceso a muchísima información, y su posibilidad de interactuar con otras personas para hacer grandes negocios estará muy limitada. Si me apuran un poco, hablar chino mandarín será de un alto valor agregado en los años por venir, quizás equivalente a lo que fue hablar inglés hace veinte años. El inglés no es el idioma más hablado en el mundo, pero si es, por mucho, el idioma universal de los negocios.

¿Cómo aprenderemos en el futuro cercano? En cuanto al mundo de la educación y la capacitación se refiere, cada día habrá mas programas mixtos: En línea y presenciales, y/o a través de nuevas plataformas. La idea de los grandes campus universitarios esta viendo sus días contados, tenemos que ir pensando que vamos a hacer con lo que serán grandes elefantes multicolores. La idea de las universidades empresariales o corporativas va en descenso rápidamente y si bien todavía hay algunas empresas que las tienen físicas, en el mediano plazo solo serán virtuales.

Hay tantas formas nuevas de aprender y las que están por venir, que hay que estar muy atentos a las “olas” que nos debemos subir. El regreso del “Storyteling” como una forma de enseñar en el ámbito laboral a mí en lo personal me ha parecido muy atractivo y por ello estoy muy entusiasmado con el taller y charlas que sobre el tema estoy haciendo.

La incorporación de la tecnología y las facilidades al acceso a Internet harán que el aprendizaje formal e informal crezca y se reproduzca de manera impresionante, por el bien de la humanidad.

Octavio Aguilar