Seleccionar página

Alinear a toda una organización significa un gran reto, por lo que es clave comenzar con estos primeros tres puntos:

1. Construir una visión y propósito común

  • Si su empresa ha establecido valores fundamentales y una declaración de visión, revíselo con su equipo. Los empleados se comprometen al comprender cómo sus acciones contribuyen al propósito empresarial y en el mundo cotidiano.

2. Ofrecer transparencia y comunicación con regularidad

  • Es importante mantener al tanto a los distintos líderes de la organización. Responda sus preguntas y busque reforzar la claridad de los mensajes, es clave para toda la organización.

3. Asegurar que las funciones y responsabilidades estén claramente definidas

  • Adherirse a los canales de comunicación acordados y redirigir a los empleados a la parte apropiada para la discusión o las decisiones. Esto crea credibilidad y refuerza la confianza de la empresa y sus líderes.

Fuente: TD