Seleccionar página

1.- Reinvención

No solo del enfoque tecnológico, sino de un cambio cultural para replantear las formas de trabajo organizacional.

2.- La adquisición del talento por medio de la IA

La competencia por encontrar los perfiles adecuados para roles complejos, hará que sea común el análisis predictivo en los procesos de selección.

3.- Propuestas de beneficios personalizados.

Basado en las necesidades y perfil de cada colaborador.

4.- Retribuciones acordes al perfil del empleado, y no del cargo

Incorporando la monetización de los beneficios sociales, la inversión en formación, pensiones e incentivos a largo plazo.

5.- Crecer inversión en programas de onboarding

Para que los recién llegados se integren en la cultura de la empresa, lo que incrementara una duración de permanencia de hasta un año.

6.- Aumento de gamificación en diferentes áreas de RH

Para programas de: adquisición, formación, integración, competencias, programas de habilidades en liderazgo, simulaciones, etc.

7.- Planificación de carrera y sucesión

Flexibilidad, transparencia, empoderamiento, promoción de la movilidad vertical, horizontal y multifuncional, para impulsar el desarrollo de carrera.

8.- Desarrollo de espacios “divertidos”

Crear entornos de creatividad, donde los empleados puedan opinar y ser escuchados, logrando que se eleve el compromiso y la productividad.

9.- Crecimiento para el bienestar de los empleados

Programas relacionados con la promoción de nutrición saludable, práctica de deportes y gestión del estrés, para fomentar hábitos saludables que impactarán directamente en la empresa.

10.- Implantación del análisis predictivo

La toma de decisiones se apoya cada vez más en datos, por lo que se exige una capacidad de análisis predictivo de los intangibles e impactos en el negocio.